RESOLUCIÓN CONJUNTA DE BUENOS AIRES DEL FSP Y DEL PIE

RESOLUCIÓN CONJUNTA DE BUENOS AIRES DEL FSP Y DEL PIE

El XX Foro de Sao Paulo tiene lugar en medio de una profunda crisis estructural del sistema mundial capitalista, una crisis sistémica económica, ambiental y energética, cuyos efectos golpean en todo el mundo.

A pesar del fracaso evidente del modelo neoliberal que es el origen y la causa inmediata de esta crisis, se proponen medidas y formas de cooperación económica inspiradas en este modelo, con recetas que sólo favorecen a las grandes empresas, a la banca y a las corporaciones que quieren que los pueblos paguen el costo de la crisis.

El partido de la Izquierda Europea, y el Foro de Sao Paulo hacen hincapié en la necesidad de un cambio radical y de una alternativa a la bancarrota del neoliberalismo y del capitalismo a nivel mundial.

Un verdadero cambio de sistema que sitúe las soluciones no en el beneficio empresarial sino en la consecución del pleno empleo y la conservación del medio ambiente,  el derecho a la salud y a la educación y al control universal, público y social de los recursos estratégicos, la supresión de los paraísos fiscales y de las transacciones financieras y la fiscalidad del capital especulativo, por la justicia social y la lucha contra las crecientes desigualdades sociales que este modelo produce.
Otra consecuencia grave de la crisis recae en las personas migrantes, entre las cuales hay muchas de los países latino americanos, que ven empeorar sus condiciones de vida y sufren un fuerte retroceso en sus derechos en un entorno cada vez más agresivo, de exacerbación xenófoba y racista, que denunciamos de forma contundente.

Por todas estas razones, el Foro de Sao Paulo se solidariza con las movilizaciones convocadas para el 29 de Septiembre por los sindicatos europeos y los partidos de la izquierda, incluido el PIE.

Reunidos en Buenos Aires, representante del Foro de Sao Paulo, y una delegación del PIE reafirmamos nuestra voluntad de colaborar y cooperar de forma solidaria, acordamos:

1.- Apoyar los procesos de AL cara a la visión de una nueva democracia, representativa, participativa y comunitaria, con reconocimiento a los derechos y la integración de los pueblos y el efectivo control social y ciudadano sobre las autoridades nacionales y subnacionales.
2.- Comprometernos con una visión del derecho al desarrollo del pueblo de AL que le permita una democracia verdadera e integral, representativa y participativa, así como una economía al servicio de la gente, equitativa y justa, con soberanía y pleno aprovechamiento de sus recursos naturales y potencialidades, en una sociedad con derechos individuales y sociales, que se relaciones con Europa y el mundo globalizado en condiciones de igualdad y de mutuo beneficio.
3.- Alertar contra los acuerdos y tratados comerciales bilaterales que la UE busca imponer a países de AL, especialmente los que ahora se están abordando con Centroamérica, que no respetan los procesos de integración latinoamericanos, y rechazar la imposición de condiciones a favor de las transnacionales, sus patentes, así como garantizar su control sobre los recursos naturales y las sobreganancias de los oligopolios.
4.-  Expresar una posición firme anti colonialista y a favor de la autodeterminación de los pueblos latinoamericanos aún sometidos al colonialismo, especialmente en el Caribe. Asimismo nos solidarizamos con el pueblo de Haití después del terremoto, que ha empeorado aún más su difícil situación, debida en parte al colonialismo.
5.- Tal y como ya hicimos en México el pasado agosto, rechazar el proceso de militarización en América latina y, especialmente, los Planes Colombia y Mérida, que constituyen las dos piezas de la pinza con las que el imperialismo norteamericano pretende garantizar su debilitada e impopular hegemonía en una América Latina que cambia y defiende su soberanía y los derechos de sus pueblos en un creciente número de países, a la vez que se extiende la hegemonía militar a otros países.
6.- Repudiar la criminalización de la lucha social y de las fuerzas de oposición socialista y progresista en diversos países de AL como Colombia, Perú y México íntimamente vinculados a los intereses del imperio norteamericano y a sus miembros contra el cambio en AL. Denunciamos expresamente la muerte de sindicalistas en Colombia en los últimos meses y las continuas amenazas a políticos de la izquierda.
Rechazamos que con la ocasión de la cumbre de la OTAN en Lisboa en noviembre se apruebe el “nuevo concepto estratégico”, que pretende condicionar al mundo como su teatro de operaciones militares aunque ningún estado miembro sea atacado, por su concepto imperialista y belicista que el mundo no puede aceptar. Exigimos una vez más la disolución de la OTAN.
7.- Rechazar el golpe de Honduras y las elecciones fraudulentas que han impuesto a Lobo, y denunciar los ataques que el Gobierno de Lugo están recibiendo en paraguay.
8.- Desarrollar una campaña mediática coordinada para pedir el fin del bloqueo de Cuba y la libertad de los 5.
9.- Coordinar esfuerzos de investigación y de propuestas alternativas entre las fundaciones y centros de investigación vinculados a las fuerzas del FSP y la red Transform!  Del PIE promoviendo invitaciones y seminarios de forma recíproca. Cooperar en las publicaciones y esforzarnos para crear mecanismos de investigación y seguimiento de las corporaciones transnacionales europeas en AL para ejercer una acción de esclarecimiento, denuncia y control de éstas.
10.- Realizar una jornada conjunta Foro de Sao Paulo PIE sobre inmigración en Europa y actividades conjuntas en el Foro Social mundial de Dakar 2011.
Buenos Aires 20 de Agosto de 2010